domingo, 15 de noviembre de 2015

A propósito de Schmidt

El fallecimiento de Helmut Schmidt, el canciller alemán (1974-1982) que "encarnó como casi nadie el afán integracionista europeo de su generación", ha tenido una amplia repercusión en los medios. En casi todas las informaciones publicadas estos días, el nombre de Schmidt va muy unido al de Willy Brandt, su antecesor en la Cancillería (1969-1974).

Por ejemplo, Luis Doncel escribe en el malhadado El País que "Schmidt llegó al poder con el doble reto de reemplazar al visionario Brandt...".

Casualmente, estoy leyendo estos días Entrevista con la historia (1974), una colección de entrevistas de Oriana Fallaci a los políticos más importantes de aquellos años: Kissinger, Golda Meir, Arafat, Andreotti, Helder Camara, Santiago Carrillo, Ali Bhutto...Y lo que se desprende de su entrevista a Brandt (pp.319-340) no es precisamente su carácter visionario :



                                                   Willy Brandt y helmut Schmidt

Oriana Fallaci: ¿Cree usted en la reunificación alemana?
Willy Brandt: No. No lo creo. Tengo casi sesenta años y no espero convertirme en un Matusalén...tendría que llegar por lo menos a los ciento treinta años como algunos ancianos del Cáucaso para ver la reunificación alemana.
Comentario: No hubo que esperar 70 años. La ceremonia de reunificación alemana tuvo lugar apenas 15 años después, el 3 de octubre de 1990, y Willy Brandt estuvo presente en dicha ceremonia.

O. F.: ¿Qué hacemos con España?
W. B.: ...Es raro que un país oprimido por una dictadura encuentre la manera de liberarse sin una guerra...No me sorprendería que, en la próxima generación, España pudiese transformarse y entrar en la Comunidad Europea
Comentario: Tan solo cinco años después (la entrevista es de 1973), España aprobaba -sin guerra- su Constitución democrática y abría un proceso de negociaciones para entrar en la Comunidad europea que pronto daría sus frutos.

O.F.: ¿Y Grecia?
W. B.: oh, el caso de Grecia es más complicado (que el de España)...
Comentario: Grecia ingresó antes que España en la Comunidad Europea (1981).

Tres aspectos fundamentales (reunificación alemana, futuro democrático e incorporación de España y Grecia a la Comunidad Europea) que cuestionan el carácter "visionario" de Brandt. ¿A qué se refiere Doncel en su artículo?