domingo, 13 de septiembre de 2015

Versión europea


RTVE atraviesa momentos difíciles. Durante los últimos cuatro años -y más ahora que se aproximan las elecciones- TVE se ha ido convirtiendo en la televisión del Partido Popular. Y no es que lo diga yo, son los propios trabajadores y periodistas de TVE los que denuncian la manipulación y una "redacción paralela" en los informativos.

Las consecuencias no se han hecho esperar y los telediarios han perdido su liderazgo.



Otro tanto puede decirse de los programas de entretenimiento: Condena a "Entre todos", fracaso de los Morancos, de José Luís Moreno, de Ernesto Sáenz de Buruaga...retorno de Bertín Osborne y nos amenazan con Sánchez Dragó.

Es increíble que, en este contexto, todavía queden algunos programas que se pueden ver. Uno de ellos es Versión Europea (sábado 21:30, en La 2). Hace unos días pasaron El almirante (2008), drama histórico en torno a la figura del almirante Koltchak, brillante oficial al servicio de la Rusia zarista en el momento de la Revolución Rusa (1917).



Durante la proyección, venían a mi memoria imágenes de Doctor Zhivago (1965) y me parecía imprescindible la comparación entre ambas, tanto por el desarrollo de algunas secuencias (las penurias de los viajeros de un ferrocarril atravesando una helada e interminable Siberia), como por su temática y la relación entre sus protagonistas, que hace posible definir ambas películas como "una historia de amor con el drama de la Revolución como telón de fondo", que en El almirante,  no está descrita con la misma pasión, intensidad y lirismo de Zhivago.

En resumen, si Zhivago es la versión de la Revolución desde el punto de el ejército "rojo" (aunque, al parecer, no era esa la intención de Boris Pasternak, el autor de la novela y Premio Nobel en 1958), El almirante muestra el punto de vista del ejército "blanco" o zarista...con todas las ventajas de haber sido rodada casi cincuenta años después de la película de David Lean y casi veinticinco después de la caída del Muro de Berlín.


Después de ver la peli, cada uno se quedará con la versión de la revolución que mejor se ajuste a su ideología o a sus gustos personales. ¿O se trata de dos visiones complementarias? Lo importante es que una televisión pública siga ofreciendo espacios como Versión europea, "una apuesta destacada por el cine independiente", en el que también se han mostrado otros interesantes títulos como El hundimiento Bel ami o Secretos de Estado.







11 comentarios:

  1. Emilio: ¿realmente TVE atraviesa difíciles momentos? Me encantó el programa de Bertín....las series que han comenzado (Carlos V, Robles y Olmos...) me parecen geniales...No, porfa..nada de Sánchez Dragó...síiii a los Morancos... Un beso

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, Águeda, TVE está mal. No quiero exagerar porque incluso podría decir que muy mal. Sus males no son nuevos: arrastra un fuerte déficit económico...a pesar del drástico ERE de hace unos años. El gobierno tiene que compensar cada año este déficit con nuevas ayudas que al ministro de Hacienda no le hacen ninguna gracia.
    Con un presupuesto limitado se mete en camisa de once varas como por ejemplo pagar los derechos para retransmitir las olimpiadas (de verano, de invierno...), la Champions, etc
    Es cierto que hay programas, como los que tú señalas que están bien y que tienen muchxs fans. Pero si lo vemos en conjunto, TVE se ha ido debilitando en los últimos años. Ahí están las denuncias de manipulación y la pérdida de liderazgo.
    Ah! y a Sánchez Dragó lo tendremos en octubre. Un beso y gracias por pasar!

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. He borrado el comentario anterior por un fallo de tecla (nada más).
    Una televisión pública en un estado democrático debe de ser de todos por igual.
    Si el partido en el poder mete mano en la información ya no es democrática.
    Un Abrazo Emilio :) .

    ResponderEliminar
  5. Los peperos me parece que no comparten, Joaquín, tu punto de vista sobre una televisión democrática.
    Ah! y no te preocupes por lo del fallo de tecla. Eso pasa en las mejores familias :)
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. No se como andara la TVE en este momento, pero cuando estuve en mayo me parecio hueca, aburrida y mentirosa...
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Pues en estos momentos, Igoa, está peor -salvo alguna honrosa excepción- que en mayo. No tienes más que echarle un vistazo a los enlaces. Gracias por pasar y un saludo: emilio

    ResponderEliminar
  8. Una acertada crítica. Estoy contigo sobre esos 'difíciles momentos' que pasa TVE con la manipulación partidista. ¿No tendrán bastante con Telemadrid?: También muy de acuerdo con los programas de entretenimiento, ¡menos mal que no veo ninguno!, pero solo verlos escritos en tu entrada chirrían a mis oídos. Supongo que no a los de otros.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Al parecer, Telemadrid no es suficiente. Quieren "reinar" en todo el país...con permiso de TV3 :(
    TVE, salvo algunos programas muy dignos, está imposible de ver, tanto en informativos como en entretenimiento. Parece que la estrategia del PP es, una vez más, cargarse lo público en beneficio de lo privado, en este caso de las privadas, alguna de las cuales se ha especializado en telebasura. Algún día, Blas...

    ResponderEliminar
  10. Yo creo que la televisión pública es necesaria, pero mucho más barata. TVE, hace 30 años, tenía una calidad que le hacía recoger premios internacionales cada dos por tres. Al final, se acabó convirtiendo en un chiringuito con cientos y cientos de empleados, muchos de ellos "haciendo pasillos".

    No hace falta un gran presupuesto para ofrecer una buena televisión con películas como las que acabas de destacar. El problema es cuando las cadenas públicas se convierten en un nido de enchufados al servicio del cacique de turno.

    ResponderEliminar
  11. Estoy de acuerdo, Fernando, y doy por supuesto que la televisión pública no puede ser un nido de enchufados y que hay que acabar con los caciques allí donde los haya. Creo que un presupuesto sobrio bien administrado puede dar mucho de sí. No comparto que una televisión pública, en tiempos de crisis, se meta en aventuras como comprar todos los derechos de las olimpiadas-Champions-Liga...No está el horno pa bollos

    ResponderEliminar