lunes, 26 de septiembre de 2016

Bratislava y la última oportunidad

"Yo también estoy insatisfecho y rabioso por el estado en el que se encuentran las instituciones europeas; de modo que no quiero defender la UE tal y como se presenta en la actualidad..." afirma Martin Schulz, Presidente del Parlamento Europeo, en su libro Europa: la última oportunidad (2013).

Esta idea de "última oportunidad", ha debido calar entre las élites europeas. La prueba es que Valéry Giscard d´Estaing ha publicado en 2015 un llamamiento exactamente con el mismo título, mientras que el Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, viene repitiendo esta misma cantinela  desde su toma de posesión en noviembre de 2014.

                 
   


Los llamamientos de Schulz, D´Estaing y Juncker no pueden ser más dramáticos pero, como es habitual, los Jefes de Gobierno no parecen compartir esta opinión o no están por la labor.

Así lo demuestra la reciente cumbre de Bratislava, la primera que se celebra a la sombra del Brexit. Llevamos años especulando si la UE, sin su caballo de Troya,  sería capaz de avanzar con más audacia, agilidad y velocidad de crucero. 

Por lo visto en Bratislava, no. Lo mínimo que se puede decir de esta cumbre es que los ciudadanos esperábamos una respuesta más contundente de los líderes europeos, en consonancia con esa "última oportunidad": 

Un poco de autocrítica respecto a la política de austeridad y el reconocimiento de que esos recortes masivos están en la base de los nuevos populismos que amenazan a Europa; una respuesta más contundente a la crisis económica y de refugiados; avances en el combate contra el fraude fiscal para que no se repitan casos como el de Apple y contra los paraísos fiscales, para evitar casos como el de Neelie Kroes; cambios legislativos contra las puertas giratorias, para evitar casos como el de Barroso; más transparencia para no volver a caer en el ridículo como en el caso LuxLeaks, en el que los que destaparon el caso han sido condenados y los que han cometido el delito han salido indemnes...


lunes, 12 de septiembre de 2016

'Rentrée' europea

En septiembre, los niños vuelven al cole y los funcionarios europeos a Bruselas. Pero este año ambos regresan con brío: 

Mientras un alumno de 14 años lleva recogidas más de 230.000 firmas contra las reválidas, Margarita Vestager, comisaria europea de la Competencia, anuncia que Apple debe devolver las ayudas (por valor de 13.000 millones de euros) que la multinacional recibió del Estado de Irlanda.

La cuestión es:¿se trata de ayudas ilegales?

Pongámonos en antecedentes: En España, país como Irlanda de la Unión Europea, el impuesto de sociedades (el tipo general) en 2015 era del 28%.

En Irlanda, el impuesto de sociedades se sitúa en el 12,5%, medida con la que su gobierno trata de atraer inversores. Pues bien, Apple venía pagando desde 2003 solo el 1%, tasa que se ha ido reduciendo hasta alcanzar en 2014 en el 0,005%.

Para Tim Cook, sucesor  de Steve Job y consejero delegado de Apple, "nadie hizo nada malo", y la multa resulta "inaceptable".

                                Margarita Vestager, comisaria europea de la Competencia

Irlanda ¿paradójicamente? se alinea con Apple y EEUU habla de "persecución política" de las empresas norteamericanas en Europa.

Para la Comisión Europea, el asunto está claro: esas ayudas del Estado irlandés distorsionan el mercado, ya que otras empresas del sector se ven sometidas a un tipo de gravamen mucho más elevado en otros países de la UE.

El problema estriba en que otras multinacionales llevan a cabo prácticas similares y (todavía) no han sido sancionadas: hace unos  días el socialdemócrata Christian Kern, jefe de Gobierno de Austria, refiriéndose a empresas como Starbucks, Amazon, Facebook o Google, se quejaba amargamente de que "cualquier cafetería vienesa, cualquier puesto de salchichas paga más impuestos que una multinacional".

Para finalizar, una pregunta: La sanción a Apple, ¿significa un cambio de orientación en la política neoliberal que la Comisión Europea ha estado llevando a cabo durante los años de crisis?






lunes, 29 de agosto de 2016

Rio 2016: España y la UE


España ha obtenido 17 medallas en Rio 2016. Nos encontramos pues dentro de las previsiones  que habían establecido los expertos (entre 15 y 20 medallas).

Ahora bien, ¿es un balance satisfactorio? Lo que, en líneas generales, para algunos es bueno y para otros excelente, no deja deja de crear dudas cuando se analizan ciertas afirmaciones: 

"España  se sitúa en el medallero aproximadamente donde le corresponde como potencia media".

Un repaso al medallero  parece contradecir tal afirmación: España ha obtenido el mismo número de medallas que Kazajistán y una menos que Azerbaiyán, países que tienen un PIB mucho menor que España. Tampoco salimos bien parados si nos comparamos con nuestros vecinos europeos: Italia (28 medallas), Francia (42). Con Gran Bretaña (62), mejor no establecer comparaciones.


De todas maneras, del artículo de Javier Roldán, lo que me interesa destacar es lo siguiente: "podemos conjeturar y echar cuentas de los metales que obtendría...una UE como competidora única". Dicho y hecho: La UE como competidora única habría obtenido 331 medallas, casi el triple de las conseguidas por EEUU y casi el quíntuple de China.






Hace unos días, representantes de diversas organizaciones europeístas, dirigían una Carta abierta a Martin Schulz, Presidente del Parlamento Europeo, planteando esta sugerencia:

"En vista de los brillantes resultados de los atletas europeos en los Juegos Olímpicos de Río, podría invitar a los atletas europeos que han obtenido medalla al Parlamento Europeo, a fin de celebrar los resultados y mostrar que Europa es fuerte cuando está unida..."





Me parece una buena iniciativa. No sé si Schulz dispondrá de fondos para atender esta petición. Más barato quizás sería que el Parlamento Europeo promueva que, en Tokio 2020, otros atletas se animen a seguir el ejemplo de Elisa di Francisca.





miércoles, 17 de agosto de 2016

Sobre Federico García Lorca

                                       

                                       ...Que fue en Granada el crimen / 
                                     sabed - ¡pobre Granada! -, ¡en su Granada! 
                                                  (A. Machado)


                                       "Tan execrable nos parece el asesinato de Lorca por ser un
                                         granadino triunfador en los escenarios madrileños y causante de                                           la envidia de sus paisanos, por ser un socialista convencido      
                                        gracias a su universal humanismo, como por ser y asumir plena y                                           libremente su condición de homosexual" (Roberto Mesa)


Queremos recordar hoy, en el 80 aniversario de su asesinato, a Federico García Lorca, que sigue siendo "el desaparecido más famoso y llorado del mundo entero. Representa a todas las víctimas inocentes de la Guerra Civil y de todas las contiendas" (Ian Gibson). 

Nada mejor para recordarlo que (re)leer -por ejemplo y según gustos- el Romancero gitano o Poeta en Nueva York; Yerma o Doña Rosita la soltera; Impresiones y paisajes o Arquitectura del cante jondo... O bien repasar alguna de las obras que tratan sobre las oscuras circunstancias que rodearon el crimen:



Ian Gibson (1971): La represión nacionalista en Granada en 1936 y la muerte de Federico García Lorca, Ruedo Ibérico. El relato de Gibson, uno de los grandes especialistas en García Lorca, se basa en los testimonios -obtenidos en plena dictadura- de protagonistas tan directos como los de Luis Rosales, en cuya casa se refugió Lorca cuando fue detenido, o los de Ramón Ruiz Alonso, ex diputado de la CEDA y miembro de Acción Popular que lo detuvo.

Manuel Titos (2005): Verano del 36 en Granada, Atrio. Manuel Titos, catedrático de Historia Contemporánea y especialista en Historia Económica y Financiera  prefiere los documentos a los testimonios y basa su relato en el archivo de  los Rodríguez Acosta, poderosa familia de banqueros granadinos

Eduardo Molina (1983): Los últimos días de García Lorca, Plaza y Janés.  Aunque en su momento la publicación de esta obra armó un gran revuelo en Granada, Molina Fajardo, ex director del periódico granadino Patria, trata de exculpar a los falangistas de la muerte de García Lorca.






Manuel Ayllón (2015): Granada 1936. Stella Maris. Ayllón, arquitecto y escritor,  novela los acontecimientos para llegar a la conclusión de que la muerte de Lorca fue un crimen familiar ya que Lorca retrató en sus obras de teatro (La casa de Bernalda Alba, Doña Rosita la soltera...) a miembros de su familia sin cambiarle siquiera los nombres. 

Miguel Caballero y  Pilar Góngora (2007): La verdad sobre el asesinato de García Lorca. Historia de una familiaIbersaf. Caballero y Góngora llegan a la conclusión de que Lorca no solo fue asesinado  por ser partidario del Frente Popular y por "maricón", sino por ser hijo de Federico García Rodríguez, un cacique  del Parido Liberal con buen ojo para los negocios que pronto se vio envuelto en las rivalidades y envidias  de otros terratenientes de la Vega de Granada como los Roldán y los Benavides que eran de la CEDA.

Gabriel Pozo (2009): Lorca, último paseo. Claves para entender el asesinato de Lorca. Ultramarina. Para Pozo, lo que en un principio se pensó como un escarmiento contra Lorca, acabó en crimen por las discrepancias entre los dos bandos sublevados que luchaban por el poder en Granada: cedistas y falangistas.


                                                  Sean Sculy: Para García Lorca

Marta Osorio (Ed.) (2001): Miedo, olvido y fantasía. Comares. Marta Osorio edita y publica la historia de la investigación llevada a cabo por Agustín Penón sobre la figura de Federico y las circunstancias de su muerte. ¿Quién es Agustín Penón? Dicho sea con brevedad: otra mosca  -como Gerald Brenan, Claude Couffon, Jean-Luis Schonberg, Marie Laffranque, Marcelle Auclaire o el mismo Gibson-  atrapada en la tela de araña de luz y tragedia de Lorca.

Agustín Penón, hijo de exiliados españoles, llegó a Granada procedente de New York en 1955, con el único deseo de rendir homenaje a Lorca. Fue el clima de silencio y prohibición sobre el poeta lo que cambió sus planes: Decidió permanecer en Granada y emprender un trabajo de investigación. Reunió en una maleta  -que después de muchas vicisitudes llegó a Marta Osorio en los años 90- más de 1300 páginas de notas, documentos y fotografías, pero no fue capaz de darles forma y publicarlas, tal vez apesadumbrado por ese abismo de dolor, odios y venganzas que la guerra había abierto entre los españoles.




----------------

Noticias relacionadas (publicadas después):

- Estos fueron los captores y asesinos de Federico
- Los diez verdugos de Lorca
- La justicia argentina investigará el asesinato de García Lorca
- Nueva busqueda de la fosa de García Lorca








domingo, 17 de julio de 2016

La Guerra Civil sigue siendo tabú

Con motivo del 80 aniversario del Golpe de Estado que inició la Guerra Civil española (1936-1939), se están publicando estos días cientos de artículos, se reeditan artículos de la época y se publican nuevos libros.

No podía ser de otra manera: La Guerra Civil -un tema tabú del que aún nos quedan muchos interrogantes por aclarar- no sólo ha marcado la vida de nuestros abuelos, la de nuestros padres y, en distinto grado, la nuestra y la de nuestros hijos. 

En 1936, la tragedia se instaló entre nosotros: padres republicanos enfrentados a hijos falangistas que, después de combatir en la División Azul y tras los "25 Años de Paz" vieron cómo se desmoronaba la Dictadura y tuvieron que enfrentarse a sus hijos, enrolados ahora en el PCE.




Hasta la Constitución de 1978, ese tabú pudo tener una justificación: En público no se podía hablar del tema y las familias no querían transmitir a sus hijos el odio y el rencor de la guerra ni hablar de la represión, el hambre y el exilio de la posguerra.

El problema es que ese "pacto de silencio" se viene prorrogando desde la Transición hasta nuestros días...a pesar de que el tema ya puede ser abordado en los medios de comunicación y en la escuela.

En un comentario a uno de los artículos publicados estos días se decía: "El Problema es que los programas educativos y los libros de texto no explican la historia como fue, porque seguimos gobernados por los herederos del franquismo".

Lo de los herederos del franquismo es cierto. Por eso en los programas educativos, el número de horas dedicado a Historia es cada vez más reducido. Por ejemplo, para Selectividad, antes había un examen de Historia y otro de Filosofía. En las últimas convocatorias, después de recortar "hasta el infinito y más allá" los programas, el alumn@ podía elegir entre ambas.

En cuanto a los libros de texto, muchas editoriales no se quieren meter en berenjenales: Te cuentan, eso sí, fechas, datos y actores principales de la tragedia...pero de forma un tanto aséptica. Además, a "La España del franquismo" le ocurre lo mismo que a la Unión Europea: Parece que los han puesto aposta  como los últimos temas de unos programas tan recargados que en ocasiones ni se tocan en clase.

------------
Artículos y noticias relacionadas (publicados después):

- 18 de julio, cambio del curso de la historia
-  Primeros instantes del golpe
-  27 nombres después de 40 años
- La guerra española en el reñidero de Europa



martes, 5 de julio de 2016

Después del Brexit

Diez días después del Brexit sabemos que

1. Cameron nunca debió promover este referéndum en las actuales circunstancias europeas (secuelas de la Gran Recesión, crisis migratoria, auge de la xenofobia...) y británicas (fuertes divisiones en el Partido Conservador, cambios recientes en el Partido Laborista,  referéndum en Escocia...).

2. El referéndum no era vinculante y el Parlamento británico no tiene la obligación de aceptar los resultados. Sin embargo, Cameron se ha empecinado en llevar su torpeza hasta las últimas consecuencias.

3. No se estableció una mayoría cualificada y de ahí la división en la que se encuentra el país: tres cuartas partes de los ahora mismo diputados del Parlamento británico están a favor de la permanencia en la UE.


Manifestación de Londres a favor de la permanencia del Reino Unido en la UE, sábado 2 de julio.
Fotos: Elisa Fuentes Candel, corresponsal de OUR EUROPE en Londres.


4. Las consecuencias económicas no se han hecho esperar: la volatilidad de los mercados,  la libra bajo mínimos, el euro debilitado, el IBEX en caída libre, la banca italiana y portuguesa al borde del rescate...Cabe esperar y desear que estas turbulencias sean pasajeras, pero...

5. Más duraderas pueden ser las consecuencias políticas y sociales: crisis en el partido conservador británico, pero también en el partido laborista ; crisis en Escocia; incertidumbre y desconfianza;  episodios racistas...

6. Mientras que la actuación de la BBC ha sido lamentable, los periódicos sensacionalistas han desarrollado una campaña plagada de mentiras: La UE no cuesta a los británicos 350 millones de libras semanales  y, por lo tanto, no se podrá destinar  dicha cantidad a la sanidad pública después del Brexit; los controles migratorios son incompatibles con el Mercado Común Europeo; la entrada de Turquía en la UE no es inminente; el Brexit no va a rebajar el IVA,..



En estas circunsatancias, ¿la decisión adoptada en el referéndum es irreversible?

7. Los principales responsables del Brexit se han quitado de en medio: Cameron ha presentado su dimisión y no quiere enviar la notificación  del Brexit a Bruselas; Jeremy Corbyn ha perdido la confianza de sus diputados;  Boris Johnson deja paso a  Michael Gove; Nikel Farage acaba de presentar su dimisión: ¡esto no es serio!



8. Entre tanto, más de tres millones de firmas y manifestaciones multitudinarias, como la del sábado pasado recorrió Londres, piden la permanencia de Reino Unido en la UE.

9. Hay quien opina que los resultados de un referéndum son inamovibles. En teoría. Históricamente, se ha demostrado lo contrario: Dinamarca dijo "NO" al Tratado de Maastricht en junio de 1992. Sin embargo, en mayo de 1993 votó "SÍ" a Maastricht en un segundo referéndum.




10. A pesar de que el Reino Unido ha sido  un socio incómodo casi desde el mismo día de su adhesión, la UE no puede ahora darle la espalda. Llevamos más de veinte años hablando de una Europa a dos velocidades, de geometría variable...Tal vez haya llegado su momento.


----------------  

Noticias relacionadas (publicadas después):

- El mandato de Cameron; Una tragedia que pagaremos todos
- Mensaje de la Embajada de España en el Reino Unido sobre el referéndum UE
- Un funcionario británico: "el problema es que no sabemos cómo hacer el Brexit"
- Theresa May quiere activar el Brexit sin el acuerdo del Parlamento Británico





jueves, 23 de junio de 2016

Antes del Brexit


Dentro de unas horas, los británicos comenzarán a acudir a las urnas para decir si prefieren permanecer o salir de la Unión Europea.

¿Sería perjudicial para España la salida de Gran Bretaña de la UE? ¿ Y para nuestra Comunidad Autónoma o provincia?

Durante estos últimos días los medios de comunicación están publicando ciertos titulares alarmistas. El otro día, El País se despachaba con el siguiente titular: "El Brexit impactaría en España en la venta de casas, el turismo...".

Al día siguiente, Ideal, un periódico provincial "líder en Andalucía", concreta: "El Brexit dañaría en Granada la exportación de fruta y aceite".


Realmente no comprendo cómo se pueden establecer estos cálculos porque, el artículo 50 del Tratado de la Unión Europea (TUE) estable que "...la Unión negociará y celebrará con ese Estado (que quiera salir de la Unión) un acuerdo que establezca la forma de su retirada". 

Ni el más iluso seguidor de Nigel Farage se atrevería a firmar, ni hoy ni dentro de los dos años de negociaciones que establece dicho artículo 50, el fin del libre mercado entre Gran Bretaña y la UE.

Está claro que Gran Bretaña rechaza hoy "una unión más estrecha entre los pueblos de Europa" pero, como apuntaba días atrás Jacques Delors, la Unión Europea, con o sin Brexit, debe encontrar una fórmula de encaje para Gran Bretaña...que permita, a aquellos Estados que lo deseen, avanzar hacia una progresiva unión política.


---------

Noticias relacionadas (publicadas después):

- "Si hay algún efecto positivo en el Brexit no lo vamos a saber hasta dentro de diez años"
- Draghi augura un largo periodo de volatilidad de los mercados
- El gobierno británico cree que el proceso del Brexit se dilatará unos seis años
El Ibex supera el nivel previo al Brexit