miércoles, 19 de abril de 2017

La Présidentielle

El próximo domingo, 23 de abril se celebra la primera vuelta de las elecciones francesas.

Las últimas encuestas señalan un empate entre los cuatro principales candidatos: Marine Le Pen, François Fillon, Emmanuel Macron y Jean-Luc Mélenchon

Desde hace meses, pero sobre todo estas últimas semanas, televisiones, periódicos y redes sociales de toda Europa siguen con interés los pasos de los candidatos. Cualquier detalle puede decidir qué dos candidatos disputarán la segunda vuelta (el día 7 de mayo) a la Presidencia francesa. El futuro de Europa está en juego:

Marine Le Pen, candidata de la  extrema derecha,  es partidaria de un Frexit, un referéndum para sacar a Francia de la UE: "Quiero que la UE nos devuelva la soberanía en cuatro ámbitos: la protección de fronteras, la política monetaria, la política económica y la justicia".


François Fillon, candidato conservador, no reniega de la Unión Europea, pero siguiendo una tradición francesa que arranca con el general De Gaulle, prefiere la "Europa de las naciones" a una Europa federal.

     Fillon, Le Pen, Macron y Mélenchon. Imagen: AFP

Emmanuel Macron, liberal progresista, se declara "europeísta convencido" y es partidario de una Europa a varias velocidades, naturalmente bajo la dirección franco-alemana.

Para Jean-Luc Mélenchon, candidato izquierdista,  es el momento de "ponerse firmes ante una Europa que ya no se preocupa por los ciudadanos, y de renegociar bajo la amenaza de abandonar la UE si esta no cambia. Madame Merkel es la canciller de Alemania, no la canciller de Europa".

Si las urnas no deparan sorpresas como las protagonizadas por Trump o el Brexit, el próximo día 7 de mayo los dos candidatos que se disputarán la Presidencia de Francia serán Marine Le Pen y Emmanuel Macron.

La UE ha hecho muchas cosas mal durante la crisis y ya es hora de corregir errores. Pero, por nuestro bien y el de la Unión Europea, esperemos que no sea Le Pen la próxima inquilina del palacio del Elíseo.

-----------
Noticias relacionadas (publicadas después):
- Bruselas suspira por una victoria de Macron
-  Francia teme que el tiroteo de Los Elíseos afecte a la primera ronda de las elecciones 
- El atentado de parís da un vuelco a la campaña electoral francesa 
- Francia, hora cero


miércoles, 29 de marzo de 2017

Comentarios a La Declaración de Roma


No estoy contento con los actos de celebración del 60 aniversario de los Tratados de Roma (1957).

En realidad, ¿qué ha sido lo más destacado? ¿Los preámbulos? ¿La Declaración de Roma? ¿El epílogo?

Los preámbulos ya los comentamos en  el post anterior.

En cuanto a la Declaración de Roma, firmada el día 25 de marzo por los Jefes de Estado o de Gobierno de los 27, diré lo siguiente:

1. Es una Declaración apresurada, como atinadamente  señala Eliseo Oliveras en su artículo publicado en El Periódico el día 19 de marzo: " El texto de de la Declaración de Roma aún se está negociando, debido a las divergencias entre Europa occidental y oriental...".

2. Algunos países ha firmado la Declaración con la "nariz tapada": Grecia, por las escasas alusiones a los trabajadores en particular y a la Europa social en general. Polonia cuestiona, oficialmente, la Europa a varias velocidades; en la práctica, parece que el gobierno polaco quería "castigar" a las instituciones europea por la reelección de Donald Tusk como presidente del Consejo Europeo sin contar con el beneplácito del gobierno polaco.

                     Manifestación en Londres, el pasado 25 de marzo, a favor de la UE


3. Es, en muchos aspectos, una Declaración pomposa y hueca. Si en el Libro Blanco sobre el futuro de Europa aparecen al menos ciertos atisbos de autocrítica (por ejemplo: "para demasiada gente, la UE no estuvo a la altura de sus expectativas al enfrentarse a la peor crisis financiera, económica y social de su historia"), en esta Declaración se sustituyen por frases como "Nosotros, los dirigentes de 27 Estados miembros y de las instituciones de la UE nos sentimos orgullosos de los logros de la UE"  o "Hemos construido una Unión única...con niveles de protección social y bienestar sin precedentes". 

4. Es una Declaración que habla de hacer "una Europa más fuerte", pero no establece una hoja de ruta para una Europa más democrática, ignorando que los europeos critican que, muchas decisiones que antes tomaban los parlamentos nacionales, ahora se toman en "Bruselas" por una serie de instancias que no tienen que responder ante el Parlamento Europeo: ¿hay que poner ejemplos?

5. Es una Declaración que recoge la necesidad de "culminar la Unión Económica y Monetaria; una Unión en que las economías converjan...". Desde la crisis de 2008, las economías de los 27 son cada vez más divergentes y no se ha trazado en estos diez años ningún plan para culminar la UEM: ¿Por qué tenemos que creérnoslo ahora? 

En cuanto al epílogo, tan solo señalar que hoy, día 29 de marzo, cuatro días después de la Declaración de Roma, el gobierno británico de Theresa May ha activado el Brexit. Ahora podemos entender mejor la crónica de Pablo R. Suanzes: "La Unión llega a su esperada fiesta por su 60 cumpleaños con un ambiente más de funeral que de aniversario".



miércoles, 15 de marzo de 2017

60 Aniversario del Tratado de Roma


El próximo día 25 de marzo los europeos vamos a conmemorar el 60 aniversario de la Firma de los Tratados de Roma. Va a ser, lo digo de antemano, un aniversario agridulce, ya que será el primero tras el Brexit y a la sombra de Trump, pero también puede ser el punto de partida para el relanzamiento de la UE.

Por este motivo, la Comisión Europea ha presentado recientemente el Libro Blanco sobre el Futuro de Europa,  que pretende abrir un debate sobre cómo puede o debe ser Europa en 2025, con el siguiente calendario:

-1 de marzo: presentación en el Parlamento Europeo del Libro Blanco sobre el Futuro de Europa en el que se plantean cinco opciones:

A. Europa puede seguir como  estamos: Se abordan los problemas a medida que van surgiendo y se va desarrollando la legislación correspondiente.

B. Puede avanzar solo en lo que se refiere al Mercado único: Esto supone que no hay intención de avanzar en común en tareas relacionadas con las migraciones. la seguridad o la defensa

C. La UE puede permitir a los Estados que lo deseen una mayor colaboración en ámbitos específicos (investigación, defensa, asuntos fiscales...). Es lo que se conoce también como cooperaciones reforzadas, geometría variable, etc).

D. Europa puede hacer menos, pero de forma más eficiente: La UE se ocupa más del comercio, de la innovación, de la seguridad...y menos de desarrollo regional, de salud pública o de protección de los consumidores

E.  ...O hacer más en todos los ámbitos políticos: Los Estados deciden compartir más competencias y, por tanto, más recursos.


    Mariano Rajoy, Angela Merkel, François Hollande y Parolo Gentiloni en la "Minicumbre" de Versalles (Foto AFP)


-6 de marzo: Minicumbre de Versalles con Hollande como anfitrión de Merkel, Gentiloni y Rajoy que trata de marcar las prioridades de la UE, tras el Brexit.

-9 y 10 de marzo: El Consejo Europeo de Bruselas debate sobre La Declaración de Roma que se presentará  con motivo del 60 aniversario de los Tratados de Roma.

- 25 de marzo: Celebración en Roma del 60 aniversario de los Tratados de Roma.

- Septiembre de 2017: El Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker expondrá, en su discurso sobre el Estado de la Unión, sus conclusiones sobre este debate.,

- Diciembre de 2017:  El Consejo Europeo extrae sus conclusiones  y determina la línea de actuación a seguir en los próximos años.

Particularmente opino que este debate es más que necesario, imprescindible. Pero voy a exponer dos objeciones:

1. Parece un debate apresurado de cara a la anunciada Declaración solemne del próximo 25 de marzo, con motivo del 60 aniversario de los Tratados.

2. El debate nace viciado: Mientras que la Comisión Europea propone un debate a lo largo de 2017 con una amplia participación, el Consejo Europeo ya se ha decantado por la opción C (permitir a los Estados que lo deseen una mayor colaboración) que permite reforzar la Europa de la Seguridad y la Defensa.

Tal vez por esto, el Libro Blanco no ha sido recibido con entusiasmo, como puede comprobarse en los siguientes enlaces:

- Los socialistas españoles critican la falta de "coraje" del Libro Blanco sobre el futuro de la UE
- Todo lo que no dice el Libro Blanco de la UE
- Libro blanco (más bien negro) sobre el futuro europeo 
- Une Europe a plusieurs vitesses, mais lesquelles?
Los idus de marzo europeos  

--------

Noticias publicadas después:
- La Declaración de Roma 
- Roma se manifiesta a favor y en contra de la UE
- El río Europeo desborda Londres 
Europa cumple 60 años

lunes, 27 de febrero de 2017

El Parlamento Europeo aprueba el CETA

Cuentan las crónicas que el Parlamento Europeo ha recibido "con largos aplausos" al primer ministro canadiense, Justin Trudeau, con motivo de su visita a Estrasburgo para cerrar el CETA (Acuerdo Económico y Comercial entre Canadá y la UE). 

¿Hay motivo para tanto entusiasmo? Veamos:

El acuerdo llega tras ocho años de negociaciones  para eliminar las tarifas a los bienes y servicios que se comercian entre la UE y Canadá.

El acuerdo, apoyado aquí por PP, PSOE y Ciudadanos, tiene en Europa sus partidarios y sus detractores.

Entre los primeros destaca la Comisión Europea que calcula  que el acuerdo permitirá aumentar las exportaciones a Canadá en 12.000 millones de euros al año, lo que supondría la creación de más de 150.000 puestos de trabajo y un ahorro de 500 millones de euros en aduanas.


    Los detractores, agrupados en la plataforma No al TTIP/CETA, señalan que el pacto concede más poder a las multinacionales (muchas de ellas filiales estadounidenses), favorece la privatización de servicios públicos y significa un paso atrás en los derechos sociales y ambientales.



Para sus partidarios, el Acuerdo es "un hito simbólico en tiempos de políticas aislacionistas y proteccionistas", en una clara alusión a la llegada de Trump a la Casa Blanca.

Para sus detractores, "son precisamente acuerdos como el CETA  los que han contribuido a catapultar al poder a personas como el actual presidente de EEUU". 

Las espadas están en alto: Aunque la Comisión y el PE han dado su visto bueno al acuerdo, ahora los parlamentos nacionales y regionales tienen la palabra...




sábado, 11 de febrero de 2017

Sobre el Tribunal de Justicia de la UE

Quienes, como Pepa Bueno, afirman que "para los que se han hecho adultos en los últimos diez años, especialmente en el sur, decir Bruselas es decir crisis austeridad, recortes...trabajos mal pagados y emigración. En realidad, su único cordón umbilical con el viejo proyecto europeo ha sido la beca Erasmus", dicen una verdad, pero no toda la verdad.

Aunque esos mismos adultos tal vez no estén muy familiarizados con la labor del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), un buen profesional -sobre todo si procede del mundo jurídico, universitario o de los medios de comunicación- debería citar alguna de sus sentencias:

1. En marzo de 2013 se produjo la sentencia del caso Mohamed Aziz, que otorgaba poderes a los jueces para paralizar un desahucio y considera que la ley hipotecaria española es "abusiva e ilegal"

2. En diciembre de 2015, el TJUE declaró, contrariando incluso a la propia Comisión Europea, que las ayudas de Estado a los astilleros españoles no eran ilegales.

3. En septiembre de 2016, una sentencia del Tribunal de Luxemburgo resolvía igualar la indemnización entre trabajadores temporales y fijos al finalizar su contrato.





4. En noviembre de 2016,  otra sentencia desestima los recursos de Telefónica y Digital+ y resuelve que la financiación de RTVE por las tasas a los operadores de las teleco y las televisiones privadas no es incompatible con el derecho comunitario.

5. En diciembre de 2016 El TJUE  rectifica al Tribunal Supremo al dictaminar que los bancos deberán devolver el dinero cobrado por las cláusulas suelo con carácter retroactivo más allá de mayo de 2013, fecha tope señalada por el Supremo "para no desestabilizar a la banca española".

Suma y sigue: las sentencias del TJUE para España afectan a los ámbitos más diversos: Ley Hipotecaria y desahucios, Astilleros, trabajadores temporales e interinos, RTVE, Banca...Es difícil calcular los miles o millones de personas afectadas directa o indirectamente por estas sentencias y los miles de millones de euros que los bancos deberán movilizar en los próximos meses.

Por todo ello le diría, a quienes opinan como Pepa Bueno, dos cosas: 1. Comparto que las políticas de austeridad y los recortes espantan a muchos ciudadanos que, desde el comienzo de la crisis, han dado la espalda a la UE. 2. No se puede escribir de la UE con prisas. El programa Erasmus es importante. pero no hay que olvidar las más de 30.000 sentencias emitidas por el TJUE en sus 65 años de historia.




lunes, 23 de enero de 2017

Sobre Antonio Tajani, nuevo presidente del Parlamento Europeo

El pasado martes 17 de enero -el mismo día que May presentaba su decálogo sobre el Brexit-, a las 21:15 horas, Antonio Tajani fue elegido Presidente del Parlamento Europeo en una reñida cuarta ronda de votaciones. Sucede así a Martin Schulz.

1. Quién es Antonio Tajani?

Antonio Tajani ha sido eurodiputado por el Partido Popular Europeo (PPE) desde 1994,miembro de la Comisión Europea entre 2008 y 2014 y era en la actualidad Vicepresidente del PE. Más allá de esto, no todo el mundo se pone de acuerdo: Algunos de los medios más escorados a la derecha destacan la cara amable de Tajani y lo describen como "el más español de los altos cargos italianos" (ABC) o "el mejor comisario español" (El Mundo). 

El País por su parte, además incidir en el apego a España de Tajani, no oculta que fue fundador de Forza Italia y portavoz de Berlusconi. En el blog Viento del Norte, el eurodiputado Xavier Benito va más allá: "Tajani es un fiel defensor de políticas de recortes sociales y de las privatizaciones. Es un homófobo declarado...Por si fuera poco, ignoró todos los avisos sobre el #Dieselgate cuando era comisario de Industria (2010-2014)..."




2. Cómo ha llegado Antonio Tajani a la presidencia del Parlamento Europeo?


En las elecciones al PE (mayo de 2014), el PPE y los socialistas (S&D) habían acordado que Martin Schulz presidiera el PE durante la primera mitad de la legislatura y  que un miembro del PPE lo presediría en la segunda. Este acuerdo lo han roto los socialistas que veían insoportable que las tres principales instituciones europeas (El Consejo Europeo, la Comisión Europea y el PE) estuvieran presididas respectivamente por Tusk, Juncker y, ahora, por Tajani, todos del PPE. Ramón Jáuregui lo resumía así en Twitter: "El afán de poder del PPE ocupando todas las instituciones no corresponde a la realidad democrática y social de Europa"

3. Qué grupos políticos han apoyado la elección de Tajani?


Además de los 217 votos de los eurodiputados del PPE, Tajani ha contado con el apoyo de los conservadores británicos, siempre buscando una Europa más débil y más ahora que se va a negociar el Brexit . Pero el apoyo decisivo proviene de los 68 eurodiputados liberales (ALDE) de Guy Verhofstadt que, en la misma mañana de las votaciones, había llegado a un acuerdo con el PPE, lo que provocó la derrota de Gianni Pittella, el candidato socialista, y una airada respuesta de Pervenche Berès  que acusaba a Verhofstadt ni más ni menos que de haber vendido su alma federalista a los amigos de Berlusconi.


4. Consecuencias

Además  de  que las tres grandes instituciones de la UE, como se ha dicho antes, quedan en manos del PPE, la Gran Coalición entre socialistas y populares para "gobernar" el parlamento Europeo se ha roto. Algunos se alegran de ello, pero está por ver si esta nueva orientación del Parlamento Europeo es la más adecuada para negociar con Trump  y si los grupos euroescépticos  y eurófobos resultan beneficiados ya que, como señala Joaquín Estefanía, "el principal riesgo no es que ganen los partidos de extrema derecha -peligro que existe-, sino que los partidos tradicionales lleguen al poder asumiendo los diagnósticos y recortes de aquellos".







sábado, 7 de enero de 2017

Lecturas de invierno

En estas fechas, sea porque finaliza un año y hay que hacer recuento, sea por pura promoción comercial, proliferan las listas de libros. Mi lista particular está motivada por el recuento y por la buena acogida de Lecturas de verano y se organiza así: 

He seleccionado algunos de los libros leídos en 2016, con la esperanza de que por lo menos uno de ellos os interese. A esa breve selección, añado dos publicaciones periódicas y el propósito firme de leer dos libros en 2017.
                       

Noemí López Trujillo y Estefanía S. Vasconcellos (2016): Volveremos. Madrid, Libros del K.O. Recién sacado del horno (publicado a finales de noviembre), es el primer libro que llega a mis manos sobre los emigrados durante la crisis, una temática que nos atañe a casi todos, porque ¿quién no tiene una novia, un hijo, un sobrino o un vecino que ha tenido que emigrar, y no precisamente por los motivos que sugiere el Ministro de Asuntos Exteriores?


eldiario.es publica (también en papel) unos suplementos o monográficos que merecen ser leídos con detenimiento. De los que han llegado a mis manos, destaco dos: La importancia de la Educación (otoño de 2015) y Periodismo acosado (otoño de 2016), "dedicado a analizar las incertidumbres y oportunidades" del periodismo. Destacamos las firmas de Ignacio Escolar, Jean-François Fogel, Gumersindo Lafuente, Pere Rusiñol, Soledad Gallego-Díaz o Katharine Viner.


Alternativas Económicas. Revista mensual. En su número 41, Andreu Missé entrevista a Joseph Stiglitz. Joaquín Estefanía analiza el declive de la socialdemocracia en la segunda mitad del siglo XX. El "tema del mes" está dedicado a la burbuja del alquiler de la vivienda. Hay también un dossier dedicado a Estados Unidos y una sección "Vida cultural" en la que se comentan libros, películas, convocatorias...
                     
                                            
Valéry Giscard D´Estaing (2016): Europa, la última oportunidad. Editorial Confluencias. Giscard  d´Estaing, presidente  de Francia en los años 70 y de la Convención para el futuro de Europa (2002) mantiene, a sus 90 años de edad, la lucidez suficiente como para clamar contra la "desvergüenza financiera" que dio lugar a la Gran Recesión y para proponer un plan para sacar a Europa de su actual impasse.

                                                     
Jo Guldi y David Armitage (2016): Manifiesto por la historia. Madrid, Alianza Editorial.
 Armitage y Guldi exponen, desde las primeras páginas de su libro, la necesidad de huir de plantear los problemas a corto plazo: "los políticos no planifican más allá de su próxima apuesta electoral" y reivindican la necesidad de plantear las cuestiones a largo plazo:"llama la atención que incluso quienes se han dedicado a examinar el futuro sólo hayan dirigido una corta mirada al pasado".  

                     
Jeff Jarvis (2016): El fin de los medios de comunicación. Planeta, Barcelona.
¿Cuál es el futuro de los medios de comunicación? Nadie lo sabe. Por eso Jarvis se plantea "un ejercicio personal de brainstorming" a profesores, editores, estudiantes de periodismo, expertos en tecnología y a todos aquellos que les importe la información y la sociedad. Y añade: "si no imaginamos muchos futuros, no podremos construir ninguno.


Carmela Ríos ( 2015): Cómo el #15M cambió la información. Libros.com
Carmela Ríos, nos cuenta cómo pasó, casi sin darse cuenta, de trabajar en CNN+ con los medios y métodos de un periodista tradicional, a descubrir Twitter como herramienta periodística y a tuitear el 15M: "Twitter llegó a mi vida para relevar a CNN+ en la necesidad de contar y mostrar las cosas que suceden".


John Lloyd y Cristina Marconi (2015 ) Hablemos de Europa. RIALP, Madrid.
Cuenta la experiencia y los puntos de vista de una treintena de  corresponsales en Bruselas de siete países (Francia, Alemania, Grecia, Italia, polonia, España y Reino Unido) y pone de relieve las dificultades de informar sobre la Unión Europea. Por ejemplo: Los nuevos editores asumen que lectores y espectadores consideran aburridas las cuestiones europeas.


Jean-Jacques Servan-Schreiber (1968): El desafío americano. Plaza & Janés. Barcelona.
Qué ganas tenía de tener este libro en mis manos! Difícil de  encontrar en librerías o bibliotecas, este libro despertó en toda una generación el interés por los asuntos europeos. Publicado diez años después de la puesta en marcha del Mercado Común -en plena Dictadura-  Servan-Schreiber fue una de las primeras voces en alertar de la penetración del capital americano en Europa y de los peligros de que Europa se convirtiera en una "provincia" del Imperio americano.

Julia Cagé (2016): Salvar los medios de comunicación. Anagrama, Barcelona.
En los últimos 30 o 40 años, los medios en general y los diarios en particular se han convertido en las "queridas" de millonarios caprichosos. Como consecuencia, la desconfianza de los lectores y espectadores hacia los medios, sobre todo a partir de la crisis, ha crecido de forma exponencial.
Julia Cagé sostiene que los medios son un pilar fundamental de la democracia y que es preciso buscar un modelo de financiación alternativo al control capitalista actual.

Dos de los libros que me dispongo leer este año son: El Danubio, de Claudio Magris, y Número Cero, de Umberto Eco.


---------------
Noticias relacionadas (publicadas después):
- ¡Volveremos!, de Joaquín Estefanía